Caminata de Pascua

Este año el lugar elegido como punto de partida fue el Mas de Noguera. El acierto fue total en todos los aspectos ya que nos cuidaron tan bien que si nos quedamos un día más volvemos con dos kilos de sobrepeso.

La ruta del sábado tuvo su dosis habitual de aventurilla al acceder al Pino Rey por un GR que estaba en estado salvaje. La banda sonora de este tramo era un continuo quejido por los pinchazos con zarzas, espinos y otras caricias de la naturaleza. Arriba del barranco almorzamos a salvo ya de la abrupta senda.

Desde allí y ya por una cómoda pista accedimos al Pico Santa Bárbara desde donde pudimos observar desde lo alto ( 1400m) un extenso paisaje a nuestro alrededor. Tras buscar la escondida senda que descendía hasta el pintoresco pueblo de Pina, llegamos a su plaza abarrotada de gente tomando el sol en su terraza y allí nos sumamos a esa iniciativa, sentándonos a tomar un refresco.

La comida tuvo lugar en el camping del pueblo, con servicios, fuente y mesas: todo un lujo.

Después de esto ya la pista se nos atragantó un poco debido a la digestión, el solecito , la cuesta arriba que nos esperaba y un paisaje bastante desolado tras el incendio. Al abandonarla para coger la senda que nos llevó a la cueva Cerdaña, todo volvió a ser más animado. Vimos el pozo Cerdaña mientras unas cabras salvajes nos observaban a lo lejos.

Al llegar a la Cueva Daniel y Santi nos relataron la leyenda de la cueva y el resto incrédulos no les dimos mucha credibilidad. Por la noche en el Mas , confirmaron y ampliaron la versión de la pareja que vivía en la Cueva al ser rechazados por la familia de él.

La llegada al Mas de Noguera no pudo ser mejor: merienda con productos naturales preparados por ellos. Después paseo, estiramiento, pesca con piedra como anzuelo ( nuevo invento de nuestros pequeños Mateo, Jose y Daniel); menos mal que no tuvimos que comernos los peces que no pescaron!!!

Nuevamente una cena opípara y sana y prontito a la cama.

El domingo se unieron al paseo varios integrantes e hicimos una ruta en los alrededores : barranco hacia Caudiel y regreso por pista. Lástima que el paisaje alrededor está muy dañado por los incendios y la nevada del pasado año.

La comida no fue nada frugal y dimos buena cuenta de nuestros platos. Otra vez hay que felicitar a todos por su talante amistoso, la buena actitud de los grandes y los mayores y el buen sabor de boca que deja esta actividad.

La pena es que todo se acaba y con esta caminata se acabaron también las vacaciones de Pascua, snif ¡!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *